Los días en los que en una organización teníamos todos nuestros datos en una misma plataforma, formato y ubicación han desaparecido. En la era de las aplicaciones “Serverless” y la nube, es indispensable repensar cual es la Plataforma de Datos que mejor puede dar soporte a las necesidades de la organización. Cada empresa es un mundo, y las necesidades no suelen ser obviamente las mismas, pero, de entrada, deberíamos de tener la mente abierta, y buscar la mejor alternativa para cada escenario, e intentar explotar las características para las que cada arquitectura ha sido pensada. Con ello conseguiremos la agilidad necesaria estos días, junto con el rendimiento y funcionalidad adecuados. Eso sí, el resultado final, perfectamente puede ser una amalgama de sistemas de base de datos relacionales, sistemas NoSQL, almacenamiento blob y sistemas analíticas, por citar solo algunas posibilidades. Pero, ¿qué características comunes debemos de buscar para esta nueva aproximación? Desde mi punto de vista, deberíamos de focalizarnos en:

  • Flexibilidad a la hora de escalar. Seguro que ya te has encontrado en este problema, pero hoy en día, es si cabe más acuciante. Nunca sabes dónde va a acabar tu aplicación ejecutándose, o cuántos accesos simultáneos va a tener que servir. Sin matar moscas a cañonazos, hay que buscar el equilibrio entre lo que mejor se adecua a los requisitos de hoy en día, y las previsiones que podemos tener en cuanto a cargas de trabajo a soportar.
  • Seguridad y Regulación. Debemos de contar con capacidades para cifrar la información sensible, además de permitir mecanismos flexibles de autenticación y autorización para usuarios y roles, todo ello integrado dentro de los servicios de directorio y seguridad existentes en la organización.
  • Capacidades de virtualización. Con una plataforma que comprenda diferentes arquitecturas, formatos y ubicaciones, se hace indispensable hoy en día contar con capacidades de virtualización de datos, que permitan el acceso “transparente” por parte de aplicaciones y /o usuarios a los datos que necesiten con independencia de donde se encuentren esos datos o el formato que tengan.
  • Independencia de infraestructura. No podemos atarnos a un hardware concreto o a un proveedor determinado. La plataforma debe de ser lo suficiente flexible como para poder evolucionar y adaptarse a los cambios que el negocio pueda requerir.

Estas cuatro características definen las líneas maestras de lo que debe de ser una Plataforma de Datos Moderna.

¿Cómo puedo evolucionar hacia una plataforma de este estilo?

Pero, ¿qué pasos tengo que seguir para poder evolucionar mi plataforma? La respuesta no es sencilla, porque depende mucho del punto de partida en el que nos encontremos, pero, de entrada, en lo que no podemos pensar, es en dar un gran salto, sino intentar enfocarlo como una evolución en la que vayamos dando pasos hacia el objetivo marcado. Y sí claro, debemos de marcar un objetivo, que no debe de ser únicamente tecnológico, sino que debe de estar alineado obviamente con la evolución deseada por parte del negocio. Por lo tanto, los pasos a dar serían:

  1. Define una estrategia de tu Plataforma de Datos, alineada con el negocio, y como base de los procesos de Transformación Digital en los que esté inmersa la compañía. Desde SolidQ creemos firmemente que todo proceso de Transformación Digital, debe de estar centrado en los datos, y que estos deben de ser el punto central a la hora de definir esa transformación de procesos.
  2. Clasifica tus casos de negocio, con los objetivos que se persiguen, las alternativas disponibles para las arquitecturas de datos necesarias, y revisa las características especificadas anteriormente.
  3. Haz un análisis de riesgos. Es muy probable que del punto anterior salgan varias alternativas que cumplan con los objetivos y que tengan las cuatro características mencionadas.
  4. Haz un análisis de costes. Por última evalúa los costes que supondría la adopción de esa arquitectura concreta y su integración dentro de tu plataforma de datos. El cruce entre riesgos y costes hará que la decisión final sea más sencilla.

En nuestra experiencia, los beneficios de ir adoptando nuevas arquitecturas pensando en una futura Plataforma de Datos Moderna, son incuestionables, tanto desde un punto de vista de operatividad y tecnología, como desde un punto de vista de análisis de costes. ¡Si tienes dudas, o quieres comentar opciones, contacta con nosotros, y a través de nuestro servicio de Data Platform Modernization, estaremos encantados de ayudarte!